Analizando un spot. Primera parte

Analizar un spot puede ser en ocasiones realmente complejo debido a la ingente cantidad de simbología que puede aglutinarse en no mucho más de 20-30 segundos. Si bien es cierto que otros anuncios no tienen mucho que analizar. Hoy os voy a poner la mitad de un extenso análisis que hicimos el año pasado en clase de Fundamentos de la Publicidad, y que terminaré en los próximos días.

Antes de empezar, contar que a lo largo de la historia el spot se ha ido acortando y ha aumentado su segmentación. Se vuelve una imagen mucho más espectacular donde predomina la segmentación y el tiempo estipulado es de alrededor de 20 segundos. Habitualmente trabaja sin títulos de crédito, ni al principio ni al final. Realmente es que no da tiempo a que el espacio se identifique como un producto de consumo en sí mismo, el spot como parte de una industria, sino que se da valor a aquello que se vende o al tema del que intentamos hablar. Aún así, nosotros tomaremos una perspectiva donde el spot es un objeto de consumo en sí mismo y trataremos de observar y describir sus fragmentos o planos.

Os recomiendo que veáis una o dos veces el anuncio, y luego leáis para ir parando donde corresponde. Vamos allá:


FRAGMENTO 1 (segundos del 1 al 2)vlcsnap-14403791
Los cortes que vemos no favorecen a la continuidad narrativa. Se juega con una planificación efectiva o espectacular donde se subraya la discontinuidad y a la vez, se refuerzan lazos entre las partes mediante la música para darles coherencia. Este efecto también lo vimos en Thriller de Michael Jackson (analizamos el videoclip de 15 minutos en clase, no os podéis imaginar lo que tardamos xD).
Aunque no hay un título como tal, el nombre del producto adquiere un nuevo valor ocupando dicho lugar. En este caso, Rock&Rose. La marca textual “by Valentino” es una marca abstracta que llena el vacio del autor borrado en el anuncio publicitario.
Vemos una figura de mujer oscura, una sombra que se pega al fondo de la imagen y baila al ritmo musical. La imagen nace de izda. a dcha. haciendo referencia al comienzo o el viaje, una señal habitual de textos cinematográficos. El fondo creado tiene un carácter totalmente inverosímil donde se juega con lo abstracto y el perfume, esto sería inconcebible en los textos clásicos. Hay un excesivo protagonismo visual, el fondo somete a la figura a su dominio. Se intercambian los papeles de valor visual, con ello se consigue una apariencia artística, un look trasgresor muy habitual en el discurso publicitario.
La mujer se plantea como dura y oscura y guarda relación con el título y aquello que evoca, el Rock&Roll y la consigna sexual y sensual que acarrea, explicitado en el baile.
El producto se personifica, o la chica se cosifica, en cualquier caso, se funden para dar una imagen de sabor onírico, intentan trasladar al espectador la sensación de que asiste al sueño de un personaje. Esto es apreciable en cómo se desdibujan las líneas del cuerpo femenino.
Clímax dramático: Parte del relato que se suele localizar hacia el final, en ella se resuelven las principales expectativas planteadas. De alguna forma son los tiempos fuertes dentro de un texto (relato, historia).
En el spot publicitario en cuanto a tratamiento formal se refiere, se plantea como un clímax pero debemos tener en cuenta que esto sólo es en apariencia. La realidad es que al no ser narrativo es imposible que contenga un clímax dramático. Todo esto se debe al culto al fragmento y al dinamismo de la imagen.
Estas imágenes no tienen pasado. La temporalidad que trabajan es significante, se podría decir que no tienen temporalidad. El texto (relato) clásico sería el ejemplo opuesto, trabajan un tiempo dramático donde se relata una historia hasta llegar a su clímax. El spot es pura seducción a nuestra mirada, es sólo una puesta en escena espectacular.
La imagen onírica es un sueño del deseo, deseo del espectador. Hay una interpelación directa con una mirada al espectador que veremos reflejada en fragmentos posteriores. El spot se construye visualmente como un incesante plano subjetivo del espectador, se puede decir que ésta es la diferencia capital entre este tipo de texto y el estilo más clásico.

Fragmento 2 (segundo 3)vlcsnap-14406161
Se subraya el corte. En este caso la imagen onírica anterior no guarda relación con la actual. No tenemos un personaje sino que la escena ha cambiado radicalmente. Ahora ya no es una sombra sino una mujer real y fatal, sexualmente activa, atrevida, es una modelo y no un personaje. En consonancia con lo anterior, la chica viste de negro y su maquillaje juega con esa idea de ‘sombra’ que antes trabajaba. Mientras seduce a la cámara, vemos un trabajo e intento de dar continuidad visual mediante el baile femenino y sensual que antes había estado en la sombra. Además, repite el movimiento de cámara de izda. a dcha semicircular. También la música aporta cierta armonía entre planos.
No podemos hablar de elipsis (eliminación de elementos), no hay una economía narrativa sino que realmente se subraya el corte dándole entidad dramática y se busca la armonía entre partes pero no es un conjunto como tal, no es un texto narrativo. Esta construcción es necesaria debido a los tiempos publicitarios.
Por tanto, otra de las características del spot es la metamorfosis visual, una transformación total del espacio. De ser una imagen onírica hemos pasado a una mujer y un claro PAR. Esto es la abreviatura de punto de abismo de la representación que significa exhibir, o hacer evidente el discurso, que se trata de una historia. Ahora se presupone que vemos el espacio de la representación de la imagen anterior, donde se ha grabado el sueño. Detrás de la modelo hay un fondo abstracto que vuelve a jugar con la consonancia entre planos y que es una gran pantalla. El PAR no es reflexiva o crítica sino puramente espectacular. (La crítica tiene su origen en las meinas de Velázquez, más adelante os lo contaré).

Fragmento 3 (segundo 4)vlcsnap-14404145
Volvemos a ver la falta de continuidad narrativa. El PAR ha roto el efecto de realidad que ha sido sustituido por ese efecto espectacular. En este caso la modelo seduce a la cámara y el PAR se refleja en que podemos ver el mismo gesto seductor de la chica al fondo, en la pantalla gigante.

Suficiente análisis por hoy ^^ y como véis… ¡sólo de los primeros 4 segundos!. Con esto intento dar a conocer a los “no iniciados” que un spot puede estar lleno de teoría relacionada con el arte, el cine y la construcción de relatos, uniendo técnicas de todos estos ámbitos. Por eso un buen spot puede ser considerado como una gran obra de arte por los expertos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: